Un ejemplo claro de la Adecuación de las energías renovables a nuestro entorno más cercano es la construcción de un nuevo edificio en el centro de la ciudad de Valencia.

El edificio residencial con local comercial,cuenta con una instalación de captación de energía geotérmica parar satisfacer todas las demandas de calefacción refrigeración agua caliente sanitaria y calentamiento de piscina cubierta.

Para ello ha sido necesaria la instalación de solo dos sondas geotérmicas DCL con una potencia total de 70 kw, en anillo cerrado qué ha proporcionado al edificio la mayor calificación energética posible.

La principal característica energética de la instalación es el almacenamiento térmico en el subsuelo de una temporada a otra, consiguiendo así la más alta eficiencia posible, además de aprovechar la energía gratuita generada por la bomba de calor geotérmica para el calentamiento de la piscina durante todo el año.